Bebé

Tu bebé de dos meses

Puede ser que a los dos meses el recién nacido duerma un poco menos que el mes anterior porque empieza a interesarse más por el entorno y quiere interactuar contigo. Si duerme menos durante el día, quizás te garantice una noche de sueño más prolongada. Y si no es así, no te preocupes, ¡volverás a dormir más, pasado un tiempo!

Cólico del recién nacido

En el segundo mes pueden empezar los cólicos del recién nacido, que es la cruz de muchos padres.

Si también te enfrentas a este problema, sobretodo ten paciencia, intenta remedios y recursos naturales y conserva la calma y la confianza hacia tí como madre o padre, y hacia tu bebé.

Crecimiento

Desde el momento del nacimiento, tu hijo debería haber ganado otros 600-900 gramos y haber crecido cerca de 2,5-4 cm de altura.

Un nuevo pensamiento de las recientes madres es la caca del bebé, que puede cambiar de forma y apariencia y siempre abre algunas dudas.

Dudar es normal, pero también es útil saber cómo interpretar las heces del recién nacido porque podrás deducir información importante.

Habilidades motoras

El niño comienza a tener mayor control de su cuerpo. Mantiene la cabecita más estable al ponerle boca abajo sobre el cambiador, por ejemplo, incluso si aún no tiene la coordinación completa de sus extremidades.

No puede jugar con juguetes aún pero intenta tocarlo si se lo acercamos; si lo colocas en una colchoneta o alfombra gruesa, con juguetes encima, puede golpearlos con su manita.

Comienza a conocer su propia mano, se pone todo el puño en la boca y, al tener un reflejo de succión muy fuerte, lo chupa con ganas.

baby-mano-boca

Reconoce la cara y la voz de los miembros de la familia o las personas que lo cuidan, sonriéndole y emitiendo ruiditos de alegría.

Quienes pasen mucho tiempo con él como sus padres, finalmente pueden entender su llanto y saber si tiene hambre, dolor, aburrimiento o molestias.

Es el momento adecuado para comenzar a asistir a un curso de masaje neonatal. A él le gustará cuando lo masajes y te pedirá que hagas los ejercicios levantando brazos y piernas, ayudando así al desarrollo de su tono muscular.

Esta es una buena oportunidad para salir de casa, descubrir nuevos lugares, olores, ruidos y sonidos.

Dormir en el segundo mes

A los dos meses de edad, según las tablas, el bebé debería dormir de 15 a 16 horas al día (el condicional es obligatorio porque los niños son muy variables en este sentido).

Puede descansar un poco entre una comida y la siguiente, y po la noche aún no duerme en sueño continuo y constante, pero sus frecuentes vigilias sirven para la maduración de su sistema nervioso y para aprovechar los estímulos y descubrimientos del día.

No estamos acostumbrados a los ritmos de sueño de un bebé recién nacido, y el tema merece profundización porque ha sido un tema de estudio durante muchos años y existe mucha bibliografía erudita.

El desarrollo de los sentidos: la vista, el oído y el tacto.

El bebé de dos meses tiene una visión de unos 20 cm, es decir, la distancia de la posición de amamantamiento.

El oído le permite reconocer la voz de sus padres y otras personas cercanas, y asustarse con un ruido repentino.

El tacto está muy desarrollado, gracias a los masajes y los mimos que recibe su bebé.

24098603_m

Comunicación

Nuestro niño todavía nos comunica sus emociones y necesidades a través de las lágrimas. Sigue recibiendo la ayuda que necesites en casa, para poder pasar mucho tiempo con tu hijo y puedas aprender aún más a comprenderle y conocerle.

Estos son momentos maravillosos para disfrutar al máximo… ¡pasan muy rápido!

La costra del lactante

Tu hijo puede tener costra del lactante. Es simplemente un problema estético que no duele ni molesta al niño y que tiene la apariencia de una costra o de piel descamada de color blanquecino sobre el cuero cabelludo, la frente y las cejas.

Esto, a diferencia de lo que su nombre indica, no se da por la lactancia sino por la inmadurez del sistema glandular del niño. Para facilitar su eliminación, puedes humedecer un hisopo con aceite de almendra prensado en frío y 2 gotas de aceite esencial de geranio: frota suavemente y luego lava inmediatamente la cabeza con agua corriente, para después peinarla con cuidado, mediante una liendrera.

Consultas con el pediatra.

El siguiente control debe hacerse entre los dos meses y medio y los tres. En ocasiones, antes de la primera vacuna, se concierta una visita al pediatra para evaluar el estado general del niño, las vacunas no se realizan en caso de fiebre u otras enfermedades.

Seguridad

Las indicaciones del primer mes siguen siendo válidas .

Cúidate

Cuando el niño comience a permanecer despierto y quiera interactuar contigo, dale el tiempo que necesite. Organízate para hacer las tareas domésticas mientras duerme, pero no olvides aprovechar alguno de sus descansos para descansar también para no quedar agotada por las noches.

Aproveche los hermosos días para caminatas saludables. Siempre podrás conocer a otras madres y hacer amigos con los que intercambiar impresiones; a los bebés también les viene bien una suave exposición al sol. Evita los días con condiciones climáticas extremas.

Continúa cuidando tu dieta como lo hiciste durante el embarazo. La lactancia materna requiere mucha energía y nutrientes variados y abundantes.


Comentarios