Embarazo Semanas de embarazo

Semana 37 de embarazo

¡Felicidades! Aunque faltan 3 semanas para la fecha probable de parto, en la semana 37 se considera que el embarazo ha llegado a término. 


Peso y medidas en la semana 37

Mes 9° mes
Edad del feto de 36+0 a 36+6
Longitud del feto 47,4 cm
Peso del feto 2745 gramos
Aumento de peso (*) +14 kg

(*) Valores máximos para mujeres que al inicio del embarazo tenían un peso normal. Lee más atentamente sobre el aumento de peso durante el embarazo.

¿Cuántos meses son la semana 37 de embarazo?

En la semana 37 te encuentras en la mitad del noveno mes de embarazo.

Cómo cambia tu cuerpo

Termina el parto prematuro

A partir de esta semana, puedes comenzar a sentirse más tranquila, sabiendo que si tuvieras un parto a las 37 semanas, tu bebé se consideraría a término. Al mismo tiempo, especialmente si el embarazo fue difícil o tuviste complicaciones, es posible que te sientas muy cansada y ansiosa por que lleguen las primeras contracciones. ¡Intenta tener un poco más de paciencia! Aunque tu bebé esté prácticamente maduro, necesitará las próximas semanas para completar su desarrollo, de modo que pueda afrontar mejor la vida fuera del útero materno.

Si, por el contrario, estás esperando gemelos, tu espera casi ha terminado: para los embarazos múltiples, de hecho, el plazo suele ser entre la semana 37 y 38.

Señales de advertencia

Es bueno empezar a saber detectar todos los síntomas que podrían indicar el acercamiento del trabajo de parto. Una de las posibles pistas es la llamada pérdida del tapón mucoso, que ocurre cuando el cuello uterino comienza a dilatarse en preparación para el parto.

Para reconocerlo, revisa tu flujo vaginal: a diferencia de las secreciones blancas normales (llamadas leucorrea), el tapón mucoso tiene un aspecto gelatinoso y compacto, de color blanco opaco o transparente, con posibles vetas de sangre de color rosa o marrón.

Desafortunadamente, no siempre es posible notar la pérdida del tapón mucoso, pues su desprendimiento puede ocurrir poco a poco o cuando ya se ha iniciado el trabajo de parto. Además, incluso si su expulsión indica que su cuerpo se está preparando para el parto, pueden pasar hasta una o dos semanas antes de que comiencen las contracciones.

Por ello, cuando se observa la pérdida del tapón mucoso, no es necesario acudir al hospital. Si, por el contrario, la pérdida del tapón va junto a una pérdida abundante de sangre de color rojo brillante u oscuro, similar a una menstruación, es importante acudir a urgencias de inmediato.

El síndrome del nido

Otros síntomas de que se acerca el trabajo de parto pueden ser una sensación de presión en la ingle o dolor en la parte inferior del abdomen (debido al descenso del niño hacia la zona pélvica), contracciones de Braxton-Hicks más frecuentes o más incómodas, o un aumento de los cambios de humor.

Además, muchas futuras mamás, poco antes del parto manifiestan el llamado síndrome del nido, que es una necesidad instintiva de limpiar y ordenar la casa, para que todo esté listo para recibir al bebé. ¡Es normal! Lo importante es estar atenta a no cansarte demasiado y evitar situaciones con riesgo de caídas.

settimana-36-37-completa

Cómo crece el niño

Mide unos 47 centímetros de largo, aproximadamente del tamaño de una col, y pesa unos 2,73 kilogramos.

¡Aquí vienen los hoyuelos!

Tu bebé se está volviendo más redondeado gracias a la acumulación de grasa subcutánea y le han aparecido pequeños hoyuelos en codos, rodillas y hombros. El vérnix caseoso continúa disminuyendo, mientras que el lanugo ya ha desaparecido prácticamente del todo. En la última parte del embarazo, tu bebé produce grandes cantidades de hormonas sexuales y, por lo tanto, al nacer, sus genitales pueden aparecer un poco agrandados.

Quejas desde el vientre

El cerebro, los pulmones y el sistema digestivo continúan desarrollándose. Aunque se reduzca el espacio en el útero, tu pequeño sigue moviéndose según su ritmo de actividad. Además, cuando se encuentra en posiciones que lo hacen sentir demasiado comprimido, es posible que lo escuches patear en señal de protesta.

Sabes que…

Solo 5 de cada 100 bebés nacen en el día esperado: el 50% de los nacimientos ocurren dentro de la semana de término y casi el 90% dentro de las 2 semanas.

Para papá

Si tu pareja ha entrado en un estado de hiperactividad que la impulsa a ordenar habitaciones y cajones y limpiar a fondo la casa, no te alarmes: se trata de un instinto totalmente natural. Trata de ayudarla tanto como sea posible, para evitar el estrés y el sobreesfuerzo.

Controles y exámenes a realizar

  • Maniobra de giro

Si tu bebé todavía está en posición de nalgas o transversa, tu ginecóloga o matrona puede ofrecerte esta semana realizar una maniobra de giro (también llamada versión cefálica externa). Este procedimiento se realiza bajo control ecográfico, para monitorear el bienestar del bebé, y solo puede realizarse en un ámbito hospitalario.

Clicka aquí para consultar los análisis a realizar entre las semanas 33 y 37 de embarazo

Consejos para la semana 37 de embarazo

  • Continua practicando el masaje perineal, para preparar los tejidos de tu cuerpo para el paso del bebé. Al mejorar la elasticidad del perineo, reducirás el riesgo de laceraciones y episiotomía, para una recuperación más rápida en el posparto.
  • Según algunos estudios, la infusión de hojas de frambuesa tiene un efecto tonificante en los músculos del útero, ayudando a tener contracciones más efectivas y menos dolorosas durante el trabajo de parto, y que éste sea más rápido y cómodo: Puedes prepararla así: 
    1. hierve el agua en una cacerola y agrega dos pizcas de hojas secas de frambuesa; 
    2. deja la infusión 10 minutos, filtra y añade azúcar al gusto. 
    3. La dosis recomendada es de 3 tazas al día durante todo el noveno mes.
  • ¿Se acerca el día de la FPP (Fecha Probable de Parto) y estás preocupada? ¡No escuches las historias de partos de otras mamás! En cambio, presta atención a los consejos de tu matrona, quien podrá darte toda la información que necesitas para enfrentar este evento extraordinario de la mejor manera posible. ¡Recuerde también que la experiencia del parto es única y personal y que cada madre, en el momento adecuado, encuentra dentro de sí misma toda la fuerza y ​​​​la energía para dar a luz a su bebé!