Embarazo Semanas de embarazo

Semana 27 de embarazo

¡Felicidades! En la semana 27 de embarazo, prácticamente has llegado al final del segundo trimestre. Continúa con una dieta saludable y no te preocupes si la memoria te juega una mala pasada: todo volverá a la normalidad después del parto.


Peso y medidas en la semana 27

Mes 6° mes
Edad del feto de 26+0 a 26+6
Longitud del feto 35,6 cm
Peso del feto 902 gramos
Aumento de peso (*) +9 kg

(*) Valores máximos para mujeres que al inicio del embarazo tenían un peso normal. Lee más atentamente sobre el aumento de peso durante el embarazo.

¿Cuántos meses son la semana 27 de embarazo?

En la semana 27 estás al final del sexto mes de gestación estás a punto de entrar en el séptimo.

Cómo cambia tu cuerpo

Un excedente de energía

Con el comienzo del tercer trimestre, tu peso aumentará unos 500 gramos por semana. Recuerda que, siempre que lleves una dieta sana y equilibrada, el peso que ganes durante el embarazo es necesario para el desarrollo del futuro bebé.

En consecuencia, si por un lado es importante no empezar a comer por dos, por otro lado no es el momento de ponerse a dieta, a menos que existan razones particulares evaluadas por tu médico.

De todas formas, si tu peso (demasiado o demasiado poco) te preocupa, habla con tu ginecólogo o tu matrona de confianza.

El cerebro de la embarazada

¿Pierdes las llaves, olvidas citas o te cuesta concentrarte? No te preocupes, la culpa no es tuya sino de las hormonas, que junto con el insomnio y el cansancio pueden causar un poco de nubosidad en la memoria: recientemente a este estado se le ha llamado mamnesia y es un estado completamente normal durante el embarazo. Para hacerte la vida más fácil, anota tus citas, establece recordatorios y trata de mantener las llaves y el teléfono móvil en el mismo lugar todo el tiempo.

settimana-26-27-28-completa

Cómo crece el niño

Mide unos 36 centímetros de largo, es de la medida de un rábano, y pesa unos 900 gramos.

Cambia el ritmo de crecimiento

Hasta este momento, la mayoría de los bebés han crecido de la misma manera. A partir de ahora, sin embargo, el ritmo de crecimiento puede cambiar mucho de un bebé a otro, dependiendo de factores ambientales y de la herencia genética heredada de los padres: por este motivo, el peso al nacer puede variar mucho de un recién nacido a otro.

Se gira hacia la luz

En el interior del ojo se ha desarrollado la retina, la estructura que tiene la tarea de transformar los impulsos de luz en señales para el cerebro, que a su vez las transformará en imágenes. Mientras tanto, los párpados han comenzado a abrirse y si apuntas una fuente de luz hacia el bebé (como una linterna), el bebé girará la cabeza para mirarlo.

Sabes que…

A medida que tu hijo crece dentro de ti, tu cerebro va cambiando para prepararte para convertirte en mamá y los pequeños descuidos de este período no son más que un efecto secundario de estos cambios. Después del nacimiento, de hecho, tu memoria volverá como nueva, pero tu cerebro será más capaz de «sintonizarse» con el bebé y reconocer sus necesidades.

Para papá

La futura madre puede comenzar a sentirse un poco incómoda por sus quilos de más: tranquilízala y recuérdale que el aumento de peso adecuado es necesario para un embarazo saludable. Para ayudarla a seguir una dieta equilibrada, evita tentarla con dulces y comidas demasiado altas en calorías y ¡trata de darle un buen ejemplo también!

Controles y exámenes a realizar

  • Donación del cordón umbilical

¿Ya pensaste si donar o guardar la sangre del cordón umbilical de tu bebé? Para obtener más información, puedes hablarlo con tu matrona o ginecólogo.

Clicka aquí para ver los análisis a realizar entre las semanas 24 y 27 de embarazo

Consejos a partir de la semana 27 de embarazo

  • Puede ser el momento de comenzar a informarte sobre algunas opciones con respecto al momento del parto. ¿Estás pensando en recurrir a la epidural? ¿A quién te gustaría tener a tu lado? Habla con tu matrona o ginecólogo y empieza a preparar un plan de parto.
  • Procura beber abundante líquido y cuidar tu higiene bucal: se ha demostrado que la deshidratación y la presencia de problemas en las encías aumentan el riesgo de parto prematuro.
  • Para aliviar los trastornos digestivos, te dejamos 5 buenos hábitos a seguir todos los días:
    1. Comer comidas ligeras y frecuentes
    2. Evita los alimentos demasiado grasos o fritos
    3. 3. Limita las bebidas como café, té y refrescos
    4. No te acuestes inmediatamente después de comer
    5. Duerme con una almohada extra debajo de la cabeza