Embarazo Semanas de embarazo

Semana 35 de embarazo

En la semana 35 las contracciones de Braxton-Hicks podrían ser más frecuentes, y dormir bien te supone todo un reto. Ahora falta poco para conocer a tu bebé, y si no lo has hecho ya, es el momento de preparar la bolsa del hospital para el día del parto.

Peso y medidas en la semana 35

Mes 8° mes
Edad del feto de 34+0 a 34+6
Longitud del feto 45 cm
Peso del feto 2312 gramos
Aumento de peso (*) +13 kg

(*) Valores máximos para mujeres que al inicio del embarazo tenían un peso normal. Lee más atentamente sobre el aumento de peso durante el embarazo.

¿Cuántos meses son la semana 35 de embarazo?

En la semana 34 te encuentras en el paso del octavo al noveno mes de embarazo.

Cómo cambia tu cuerpo

Contracciones con más frecuencia

Tu bebé crece, la barriga aumenta y tu cuerpo continua preparándose para el parto. En estas últimas semanas de embarazo, las contracciones de Braxton Hicks tienden a aparecer con mayor frecuencia. Estas “falsas contracciones” son inofensivas y fisiológicas: sin embargo, si se vuelven regulares y dolorosas o van acompañadas de picor o malestar íntimo, secreciones vaginales inusuales (acuosas, gelatinosas, oscuras, malolientes o similares al flujo menstrual) o escozor al orinar, no dudes en ponerte en contacto con tu matrona para una revisión.

¿Insomnio? ¡Es normal!

En estos días, dormir bien puede haberse convertido en un verdadero desafío. Síntomas como dolor de espalda, problemas digestivos, calambres e hinchazón en las piernas pueden dificultar el sueño. Además, en esta etapa del embarazo es normal empezar a tener dudas y miedos sobre el parto o sobre el papel de madre.

Para combatir el insomnio, intenta crear un «ritual antes de dormir»: la lectura de un buen libro, un baño caliente o una infusión pueden ser de gran ayuda para conciliar el sueño con mayor facilidad. Sin embargo, para combatir las ansiedades y preocupaciones, trata de llevar un diario: anotar tus pensamientos podría ayudarte a despejar la mente y enfrentar la noche con más tranquilidad.

¡Qué cansancio!

En las últimas semanas del embarazo, es normal cansarse rápidamente por la falta de sueño o por el peso extra que lleva el cuerpo. Aunque es tentador tumbarse en el sofá, esfuérzate en salir a pasear y hacer algo de ejercicio físico. Eso sí, siempre sin exagerar: ¡no olvides que llevas una carga muy preciada encima!

settimana-33-34-35-completa

Cómo crece el niño

Mide unos 45 centímetros de largo, aproximadamente del tamaño de un melón verde, y pesa 2,3 kilogramos.

¡Sigue sumando kilos!

Su bebé casi ha alcanzado la longitud que tendrá al nacer y continúa aumentando de peso rápidamente. Con el paso de los días se va engordando cada vez más gracias a la grasa blanca, que le aportará energía para afrontar el parto, mientras que la grasa parda le ayudará a mantener la temperatura corporal tras el parto.

Sueños en el vientre

Mientras a ti cada vez te cuesta más conciliar el sueño, tu bebé pasa la mayor parte del tiempo durmiendo y ya ha desarrollado ciclos de sueño-vigilia muy similares a los de un recién nacido. Mientras descansa, pasa por varias etapas del sueño, incluido el sueño REM, generalmente asociado con los sueños.

Según los investigadores, el sueño REM es esencial para el desarrollo cerebral del feto: durante esta fase, de hecho, las sensaciones físicas y emocionales experimentadas durante la vigilia son procesadas y registradas en la memoria.

Sabes que…

A pesar de la presencia de grasa parda, tu bebé no regulará su temperatura corporal en los primeros meses de vida. Para ello, será importante prestar atención a nunca cubrirlo demasiado o demasiado poco.

Para papá

En este momento la futura mamá puede sentirse menos atractiva por su barriga y los kilitos de más: ¡intenta tranquilizarla y hacerla sentir especial! Mimos, masajes, pequeñas atenciones y momentos de intimidad te ayudarán a afrontar mejor el cansancio de las últimas semanas de embarazo y crearán un ambiente de armonía y complicidad en la pareja.

Controles y exámenes a realizar

  • Prueba del estreptococo beta-hemolítico del grupo B

Entre la semana 35 y 36, se suele realizar un hisopado vaginal y rectal, una prueba diagnóstica indolora, para buscar estreptococo beta-hemolítico del grupo B, una bacteria potencialmente peligrosa que podría infectar al bebé al nacer. Si el resultado es positivo, ¡no te preocupes! Antes de dar a luz, se te podrá administrar antibiótico para proteger al bebé de infecciones.

  • Control del cuello uterino

A partir de esta semana, el ginecólogo o matrona podrían comenzar a revisar la longitud del cuello uterino. Esta prueba se utiliza para evaluar la presencia de cualquier cambio que pueda proporcionar información sobre el momento del parto.

ClicKa aquí para consultar los análisis a realizar entre las semanas 33 y 37 de embarazo

Consejos para la semana 35 de embarazo

  • Si no sientes las contracciones de Braxton-Hicks, no te alarmes: no se dan en todos los embarazos y no son señal de buena o mala gestación. Lo importante, sin embargo, es seguir sintiendo los movimientos del bebé, que ya debería haber desarrollado su propio ritmo de actividad.
  • En caso de insomnio, prueba de frotar unas gotas de aceite esencial de lavanda en la piel antes de acostarte. Alternativamente, puedes agregar unas gotas al agua de la bañera para crear un efecto aún más relajante.
  • Si aún no lo ha hecho, es hora de preparar la maleta del hospital. No olvides traer tu historia clínica, las pruebas realizadas durante el embarazo y los documentos a entregar al ingreso: DNI o identificación y tu tarjeta de la seguridad social en caso de hacer un parto en un hospital o centro de salud público.