Embarazo Semanas de embarazo

Semana 41 de embarazo

¡Bienvenida a la semana 41 de embarazo! La espera está a punto de terminar y dentro de unos días conocerás a tu bebé. ¡Ha sido un largo viaje, pero la verdadera aventura comenzará con el nacimiento!

Peso y medidas en la semana 41

Mes 9° mes
Edad del feto de 40+0 a 40+6
Longitud del feto 51,2 cm
Peso del feto 3617 gramos
Aumento de peso (*) +16 kg

(*) Valores máximos para mujeres que al inicio del embarazo tenían un peso normal. Lee más atentamente sobre el aumento de peso durante el embarazo.

Cómo cambia tu cuerpo

Cada uno a su ritmo

Si estás leyendo estas líneas, significa que tu bebé ha decidido esperar más de lo esperado y esto puede hacerte sentir un poco ansiosa y preocupada. En primer lugar, intenta no sentirte «sobrepasada»: ¡eres un ser humano y no un cartón de leche! Recuerda que el recuento de las semanas de embarazo es puramente convencional y que la fecha de nacimiento se llama «presunta» precisamente porque no es en absoluto segura. Su ciclo menstrual, por ejemplo, puede ser más largo que los 28 días habituales o su concepción puede haber tenido lugar más tarde de lo esperado.

Por todo ello, aunque no sea fácil, intenta afrontar esta espera con serenidad: descansa y distráete con actividades agradables, mímate con un masaje prenatal o da un paseo. No olvides, por cierto, que caminar es una de las actividades que ayudan a estimular el inicio del parto.

¿Cuánto durará la espera?

A partir de la semana 40 , las revisiones del ginecólogo y de la matrona pueden ser más frecuentes, y los horarios y procedimientos varían según el centro de maternidad elegido.

Si las pruebas confirman que tú y tu bebé estáis bien y la cantidad de líquido amniótico es adecuada, no hay urgencia en inducir el parto. Sin embargo, incluso en este caso, los protocolos difieren según el hospital.

En general, podemos decir que si el embarazo avanza de forma fisiológica, se suele esperar desde un mínimo de 41 semanas + 2 días hasta un máximo de 41 semanas + 5 días. Sin embargo, en algunos centros, si la futura madre tiene más de 40 años, la inducción puede ser más temprana.

Síntomas en las últimas semanas

Durante estos días, el dolor de espalda, la hinchazón y el ardor de estómago pueden acentuarse y la cabeza del bebé puede provocar una especie de ardor en la parte superior de la vagina: aunque es molesto, es normal y se resolverá por sí solo después del parto.

La aparición de diarrea o náuseas, posiblemente acompañadas de vómitos, puede indicar que tu tracto gastrointestinal se está «limpiando» en preparación para el parto. Sin embargo, si van acompañados de fiebre o si duran más de 48 horas, debe ponerse en contacto con su médico.

Por último, la llegada de las contracciones también puede ser anticipada por una sensación de debilidad o escalofríos. No te preocupes y trata de descansar lo más posible. Mientras tanto, sigue prestando atención a los movimientos de tu bebé y prepárate para perderte en sus ojos.

Cómo crece el niño

Mide unos 51 centímetros de largo y pesa unos 3,6 kilogramos.

Cuestión de días

Aunque tu pequeño se tome su tiempo, el gran momento está cada vez más cerca y sigue practicando todas las habilidades que pronto tendrá que poner en práctica: chupa y traga entrenando para su primera toma, aspira el líquido amniótico preparándose para reconocer tu olor, expande su pecho como si respirara y abre y cierra los ojos esperando ver tu cara. En realidad es sólo cuestión de días y por fin os conoceréis, aunque en realidad no será un primer encuentro, sino un reencuentro. ¿Y estás preparada para abrazar a tu bebé?

Sabes que…

Los bebés que nacen después de la semana 40 suelen tener la piel algo seca y agrietada, porque el barniz caseoso ya se ha reabsorbido durante algunas semanas. Además, en comparación con los bebés a término, pueden tener las uñas más largas y ser más «peludos».

Para papá

Intenta apoyar a tu pareja y acomodar sus ansiedades. Escúchala, tranquilízala y ayúdala a distraerse para que pueda disfrutar al máximo de los días previos al parto.

Controles y exámenes a realizar

El tipo y la frecuencia de los controles que se realicen en los próximos días pueden cambiar en función del centro que elija para dar a luz. Sin embargo, en general, los protocolos prevén los siguientes exámenes.

  • Ecografía obstétrica

  • Cardiotocografía externa

Consejos para la semana 41 de embarazo

Si el parto no parece querer empezar, hay algunas estrategias que pueden ser útiles para inducir el parto de forma natural. He aquí un par de sugerencias.

  • Estimulación de los pezones: aplica una compresa tibia o un chorro de agua caliente en un pecho y luego en el otro durante aproximadamente una hora. Según algunos estudios, esta técnica favorece la liberación de oxitocina, la hormona responsable de las contracciones.
  • Relaciones sexuales: es uno de los métodos más conocidos para iniciar el trabajo de parto de forma natural, aunque no tiene evidencia científica. De hecho, el esperma contiene unas sustancias llamadas prostaglandinas, que pueden ayudar a iniciar las contracciones. El orgasmo femenino también está asociado a la liberación de oxitocina.