Embarazo Semanas de embarazo

Semana 13 de embarazo

Con la semana 13, estás a punto de entrar en el segundo trimestre del embarazo, que se considera la mejor parte de la dulce espera. Las náuseas empiezan a desaparecer y deberías empezar a recuperar la energía que te ha faltado durante un tiempo.

Peso y longitud a las 13 semanas

Mes 3er mes
Edad gestacional 12+0 a 12+6
Longitud fetal (*) 5,4 cm
Aumento de peso (**) +2 kg
Grupo de madres Junio de 2022

¿De cuántos meses son las 13 semanas de embarazo?

En la decimotercera semana estás al final del tercer mes de gestación. Conocer la correspondencia exacta entre meses y semanas de embarazo puedes usar nuestra tabla de conversiones.

Cómo cambia tu cuerpo

Ligamentos en tensión

Durante este periodo empezarás a sentirte finalmente embarazada, ya que tu útero sigue creciendo y tu vientre se hace cada vez más evidente. Si sientes un ligero dolor en el abdomen, cuando te levantas de repente o cuando cambias de posición, no te preocupes: son los ligamentos que se están estirando para acomodar el crecimiento del útero. Para aliviar este síntoma, toma un baño caliente o date un suave masaje. En cualquier caso, sigue escuchando las señales de tu cuerpo y no te olvides de descansar lo suficiente.

La magia del segundo trimestre

Al entrar en el segundo trimestre del embarazo, los síntomas como las náuseas y el cansancio deberían desaparecer. Como resultado, como por arte de magia, puedes encontrarte de repente lleno de nueva energía. Por otro lado, puede seguir sufriendo acidez, estreñimiento u otros problemas intestinales. Todo esto es normal: son efectos secundarios típicos del aumento de la progesterona. Sin embargo, si estas molestias van acompañadas de fuertes calambres y vómitos, póngase en contacto con su ginecólogo inmediatamente o acuda a urgencias.

¿Hacemos el anuncio?

Si aún no ha compartido la buena noticia con sus amigos y familiares, puede ser el momento de hacerlo. También es el momento en el que muchas futuras madres deciden informar a su empresa sobre su embarazo.

Una vez hecho el anuncio, sus familiares, amigos y compañeros podrán participar en la dulce espera, ofreciéndole su apoyo y ayudándole a vivir con más serenidad los meses siguientes. Sin embargo, prepárate para lidiar con cierto intrusismo y una buena cantidad de consejos no solicitados. Para lidiar con ellos, ármate de paciencia y utiliza todas tus habilidades de ironía y desenfado.

Cómo crece el niño

Mide unos 5,4 centímetros, más o menos el tamaño de un melocotón, y pesa unos 25 gramos.

Cada vez más perfecto

Tu bebé se parece ahora a un niño completamente formado, pero aún no es capaz de sobrevivir fuera del útero porque sus órganos aún se están desarrollando y perfeccionando.

En el intestino están apareciendo las vellosidades, que aumentarán la superficie disponible para la absorción de nutrientes, mientras que el hígado ha comenzado a fabricar bilis y ha sustituido al saco vitelino en la producción de células sanguíneas, a la espera de que el bazo y la médula ósea entren en funcionamiento.

Aunque los genitales están completamente formados y son visibles, la confirmación del sexo probablemente sólo se producirá con la ecografía morfológica, que suele realizarse alrededor de las 20 semanas.

¡Nuevos descubrimientos!

El cuello de tu bebé está bien desarrollado y es capaz de soportar los movimientos de la cabeza, que ahora representa un tercio de toda su longitud. Internamente, las cuerdas vocales se están desarrollando, pero sólo empezarán a funcionar después del nacimiento, y las huellas dactilares se están formando en los dedos.

Mientras tanto, tu bebé está empezando a explorar y descubrir el mundo que le rodea. Aunque sus oídos aún no están completamente formados, ya puede oír algunos sonidos que le llegan a través del útero. También se está preparando para su primera alimentación. Ha empezado a probar y a tragar el líquido amniótico y durante la ecografía es posible que le veas chuparse el dedo.

Sabes que…

Si estás esperando una niña, en este momento, sus ovarios contienen unos 7 millones de ovocitos primarios, que se convertirán en 1-2 millones al nacer y se reducirán a unos 300.000-500.000 en la pubertad.

Para papá

¿Habéis decidido ya tú y la futura madre dónde vais a tener a vuestro bebé? Empieza por informarte juntos sobre los centros de maternidad de tu zona. Si te inscribes en un curso de preparación al parto que ofrezca el centro de maternidad que elijas, podrás conocer mejor su filosofía y visitar sus salas de parto.

Controles y pruebas a realizar

o    Primera ecografía

La ecografía del primer trimestre, también conocida como ecografía de datación, es la primera de las tres ecografías recomendadas durante el embarazo y debe realizarse antes de las 14 semanas. Durante este examen, sabrás si tu embarazo es único o gemelar, y podrás escuchar los latidos del corazón de tu bebé y ver su corazón. También se realizará una datación por ecografía para establecer el momento de la concepción y la fecha prevista de nacimiento.

o    Translucencia nucal

Hoy en día es posible realizar una ecografía obstétrica para estudiar la translucencia nucal. Esta prueba no invasiva sólo se realiza entre las semanas 11+0 y 13+6 y permite calcular la probabilidad de que el feto presente determinadas anomalías cromosómicas. Para obtener resultados más precisos, suele combinarse con el Bi-Test en la llamada prueba combinada.

Consejos para la 13 semana de embarazo

  • Ha llegado el momento de reservar una ecografía morfológica, que generalmente se realiza entre las semanas 19+0 y 21+0. Este examen sirve para comprobar si hay anomalías y malformaciones en el feto y, en la mayoría de los casos, permite establecer con certeza el sexo del bebé.
  • El agrandamiento del útero y el aumento de peso durante el embarazo pueden provocar la aparición de estrías en el abdomen, los pechos, las nalgas o las caderas. Para prevenirlas, hidrata tu piel con aceite de almendras dulces o cremas específicas, sobre todo después del baño o la ducha.
  • Si tienes ardor de estómago, intenta evitar los alimentos fritos y grasos y reduce tu consumo de cafeína. Después de comer, espere al menos dos horas antes de acostarse e intente dormir con una almohada adicional bajo la cabeza.
  • Durante el embarazo siempre es conveniente evitar el alcohol y los medicamentos (incluso los de venta libre, a no ser que los prescriba un médico), ya que estas sustancias son capaces de atravesar la barrera placentaria y llegar al bebé, que aún no es capaz de metabolizarlas.