Embarazo Semanas de embarazo

Semana 5 de embarazo

En la 5 semana de embarazo, es posible que te sientas más cansada de lo habitual, ya que las hormonas empiezan a aumentar rápidamente. Si todavía no te has hecho una prueba de embarazo, ¡ahora es el mejor momento para hacerlo!

 

Peso y longitud a las 5 semanas

Mes 1er mes
Edad gestacional 4+0 a 4+6
Longitud fetal 0,5-1,5 mm

 

 

¿Cuántos meses son 5 semanas de embarazo?

La quinta semana marca la transición entre el primer y el segundo mes de gestación.

Cómo cambia tu cuerpo

¡Qué sueño!

La hormona beta HCG sigue aumentando y comienza a producir sus primeros efectos, junto con la progesterona y el estrógeno. En particular, puede sentirse muy cansado y con sueño: trate de satisfacer su necesidad de descanso para recuperar algo de energía. No olvides que tu cuerpo está sometido a un «sobreesfuerzo» para acoger a tu bebé y favorecer su desarrollo.

Otros síntomas tempranos

Además del cansancio, los síntomas más comunes de las primeras semanas de embarazo son:

  • tensión y dolor en los senos
  • pequeños calambres similares a los de la menstruación
  • ganas frecuentes de orinar
  • sabor metálico en la boca
  • aumento de la salivación
  • mayor sensibilidad a los olores
  • antojos o aversión a ciertos alimentos

Sin embargo, ten cuidado: no todas las futuras madres experimentan estos síntomas y para algunas el único signo del inicio del embarazo es la ausencia de la menstruación. Recuerda siempre que cada mujer es diferente y que nadie tendrá un embarazo como el tuyo.

Cómo crece el niño

Mide aproximadamente entre 0,5 y 1,5 milímetros, el tamaño de una semilla de manzana.

Rápido desarrollo

Tu bebé está creciendo muy deprisa e incluso sus rasgos externos empiezan a tomar forma: ya empieza a parecerse a un renacuajo y, donde se desarrollará su cabeza, aparecen los primeros trazos que darán lugar a los ojos y las orejas.

¡Aquí viene el corazoncito!

Han pasado unas dos semanas desde la concepción y los folículos embrionarios que conocimos en la cuarta semana siguen diferenciándose. En esta etapa se empiezan a formar las estructuras y órganos más importantes: el tubo neural (a partir del cual se desarrollará el cerebro), el corazón y el sistema de vasos sanguíneos, por el que empezará a circular la sangre al final de la semana.

Sabes que…

Estos días marcan el inicio del desarrollo de la placenta y el cordón umbilical, que conectan a tu bebé con la pared uterina, asegurando un suministro adecuado de oxígeno y nutrientes. Por tanto, esta semana marca el inicio de la conexión entre tú y tu bebé: tú, a través de tu sangre, le proporcionarás todo lo que necesita para crecer sano y fuerte.

Para papá

Algunas parejas deciden compartir la noticia de su embarazo inmediatamente, mientras que otras prefieren esperar hasta el final del primer trimestre, cuando el riesgo de aborto disminuye drásticamente. No hay ninguna regla, así que haced lo que os apetezca: lo importante, por supuesto, es que estéis de acuerdo entre vosotros.

Controles y pruebas a realizar

o    Primera visita obstétrica

¿Ha decidido si acudir a la sanidad privada o la Sanidad Publica (hospital o centro de asesoramiento familiar)? En cualquier caso, avisa a tu ginecólogo o matrona de que estás embarazada para que puedan programar las primeras citas, exploraciones y ecografías. En concreto, la primera ecografía (también llamada datación) suele realizarse en torno a la octava semana de embarazo.

Consejos para la quinta semana de embarazo

Acostúmbrate a tomar un desayuno sano y nutritivo para tener la energía necesaria para afrontar bien el día:

  1. elegir alimentos ligeros y saludables, como leche o yogur semidesnatados, fruta y cereales integrales (tostadas, biscotes, galletas);
  2. Si prefieres un desayuno salado, prueba a combinar una taza de té con una tostada con dos lonchas de jamón cocido y un velo de queso de untar;
  3. Procura no abusar de los azúcares y las grasas refinadas (contenidas en los zumos de frutas y los aperitivos industriales) para limitar el riesgo de complicaciones en el embarazo, como la diabetes gestacional;
  4. consumo moderado de bebidas que contienen cafeína: esta sustancia excitante no es filtrada por la placenta y, por tanto, puede llegar al bebé;
  5. comer con calma, masticando lentamente. Las prisas en la mesa pueden provocar o agravar algunas de las molestias de las futuras madres, como las malas digestiones y la acidez de estómago. Para tener tiempo de sobra, levántate un poco antes o prepara la noche anterior todo lo que necesitas para el día siguiente.