Embarazo Semanas de embarazo

Semana 11 de embarazo

En la undécima semana de embarazo tu vientre puede empezar a hacerse más notorio. Es probable que empiece a sentirse mejor y a recuperar el apetito, aunque es posible que otras molestias sigan molestando.

Peso y longitud a las 11 semanas

Mes 3er mes
Edad gestacional 10+0 a 10+6
Longitud fetal (*) 3,1 cm
Peso fetal (*) 4 gramos
Grupo de madres Julio de 2022

¿De cuántos meses son las 11 semanas de embarazo?

A las 11 semanas estás en la mitad del tercer mes de gestación.

Cómo cambia tu cuerpo

Cada uno tiene su propio peso

Tu útero tiene ahora el tamaño de un pomelo y empieza a crecer fuera de la pelvis, lo que hace más visible tu embarazo. Es probable que aún no haya ganado peso o, en el caso de las náuseas frecuentes, incluso que haya perdido peso.

Para una mujer de peso normal, en el primer trimestre, sería bueno no superar los 1,5-2 kilos de más. El aumento de peso previsto, sin embargo, siempre debe estar relacionado con la situación de la futura madre antes del embarazo y su historial personal, así como su índice de masa corporal.

Problemas digestivos

Para algunas embarazadas, la undécima semana marca el inicio de una nueva sensación de bienestar: las náuseas empiezan a remitir y el apetito vuelve a aparecer, aunque algunos olores pueden seguir causando malestar. Otras futuras madres, en cambio, luchan contra las molestias digestivas, como el aire en el estómago, la hinchazón y el meteorismo, pero también el estreñimiento y la acidez, que son especialmente acusados en el caso de un embarazo gemelar.

Si usted también experimenta estos síntomas, intente llevar una dieta rica en verduras y frutas y beba a menudo para mantenerse hidratado. Y no olvides realizar alguna actividad física.

Cabello fabuloso

Si tu pelo se alarga rápidamente y tus uñas crecen con rapidez, debes saber que se trata de un fenómeno normal, debido al aumento del flujo sanguíneo en los tejidos y a los cambios hormonales.

Si tiene calor, siente más sed o sufre una salivación excesiva, comunique estos síntomas a su ginecólogo o matrona: ¡ellos le aconsejarán el remedio más adecuado!

Cómo crece el niño

Mide unos 3 centímetros de largo, aproximadamente el tamaño de una lima, y pesa unos 4 gramos.

¡Primeros bostezos!

Tu bebé está creciendo tan rápido que, al final de esta semana, su tamaño casi se habrá duplicado. Sin embargo, incluso en esta etapa, sus pequeñas patas podrían caber en la uña de un adulto. En esta fase, la mitad de su longitud está ocupada por la cabeza, que sigue pareciendo muy desproporcionada con respecto al cuerpo. El pabellón auricular está casi completamente formado, aunque la audición aún no es totalmente funcional. Pero la noticia más sorprendente es que ya puede abrir y cerrar la boca e incluso… ¡bostezar!

Un hito importante

Los vasos sanguíneos de la placenta aumentan y proporcionan cada vez más nutrientes y oxígeno para que tu bebé crezca. Mientras tanto, todos los órganos vitales (cerebro, corazón, pulmones, riñones, hígado e intestinos) ya están formados y comienzan a realizar sus funciones. Así concluye la parte más crítica del desarrollo embrionario y el resto del embarazo se dedicará al crecimiento y la maduración de todos los órganos para que tu bebé pueda afrontar la vida fuera del útero.

Ejercicios de respiración

El diafragma (es decir, el principal músculo respiratorio del cuerpo) se ha desarrollado completamente y, aunque todavía no lo sientas, tu bebé puede tener hipo. No te preocupes: ¡no es molesto! Por el contrario, es un reflejo muy útil para ejercitar los músculos de la caja torácica y preparar a tu bebé para respirar por sí mismo.

Sabes que…

La semana 11 marca el final del periodo embrionario. A partir de este momento, tu bebé ya no se llamará embrión sino feto.

Para papá

Durante los nueve meses de embarazo, por supuesto, toda la atención se centra en la futura madre. Pero los futuros padres tampoco deben descuidarse. Cuídese, siga una dieta sana y trate de encontrar tiempo para relajarse: su bienestar físico y mental también es importante para poder ofrecer a su pareja el apoyo adecuado.

Controles y exámenes a realizar

o    Villocentesis

Entre las 10 y las 13 semanas de embarazo se puede realizar la prueba de vellosidades coriónicas, una prueba diagnóstica invasiva para identificar anomalías genéticas en el feto. Esta prueba suele realizarse después de que las pruebas no invasivas (como la translucencia nucal, el Bi-test o la prueba de ADN fetal) hayan mostrado un mayor riesgo de anomalías.

Consejos para la 11 semana de embarazo

¿También luchas con síntomas como la barriga hinchada, el estreñimiento y el ardor de estómago? He aquí algunos consejos sencillos para hacer frente a los problemas digestivos durante el embarazo.

  • Bebe a menudo, pero preferiblemente lejos de las comidas: aliviarás el estreñimiento sin correr el riesgo de llenar demasiado el estómago.
  • Limite los alimentos fritos o ricos en azúcar y grasa, que ralentizan la digestión y favorecen la producción de aire. Por la misma razón, es mejor renunciar a las bebidas gaseosas y a la cafeína.
  • Evite las comidas copiosas, para no sobrecargar el estómago y los intestinos y favorecer la acidez.
  • Masticar lentamente, para limitar la ingestión de aire.
  • Manténgase activo: un pequeño paseo después de la comida es bueno para la digestión. La actividad física regular también reduce la ansiedad y el estrés, que a menudo pueden aumentar la producción de gases intestinales.
  • Después de comer, espere al menos dos horas antes de acostarse: acostarse inmediatamente después de comer ralentiza la digestión y puede contribuir a la acidez o agravarla.