Embarazo Semanas de embarazo

Semana 23 de embarazo

En la semana 23 de embarazo podrías empezar a tener contracciones puntuales. Tu bebé es muy activo y el padre podrá empezar a sentirlo.




Peso y medidas en la semana 23

Mes 5° mes
Edad del feto de 22+0 a 22+6
Longitud del feto 27,8 cm
Peso del feto 476 gramos
Aumento de peso +7 kg

¿De cuántos meses son las 23 semanas de embarazo?

La semana 23 marca el inicio del sexto mes de embarazo.

Cómo cambia tu cuerpo

Contraseña: ¡más despacio!

El útero continúa expandiéndose y comienza a presionar más los órganos internos. Como resultado, el diafragma puede tener menos espacio para expandirse, reduciendo un poco la respiración. El peso de la barriga y el aumento de la curvatura de la columna también podrían causar o agravar el dolor de espalda. Intenta ir más despacio y afrontar los quehaceres diarios con más calma. Además, cuando estés sentada, presta atención a tu postura: mantener la espalda recta mejorará la calidad de tu respiración y aliviará el dolor lumbar.

Falsas contracciones

Después de tener relaciones sexuales o cuando el bebé se mueve con mucha fuerza, podrás sentir que tu barriga se endurece por unos segundos y luego se relaja. No te preocupes: esto no es el inicio del trabajo de parto, sino las llamadas contracciones de Braxton Hicks. A diferencia de las contracciones reales, estos espasmos no son dolorosos ni regulares y ayudan a tu cuerpo a prepararse para el parto. A veces también pueden aparecer cuando la vejiga está demasiado llena o cuando estás deshidratada, así que trata de no ignorar las ganas de orinar y beber lo suficiente.

Una presencia cada vez más real

Continúan las visitas al ginecólogo o matrona, quien revisará la posición del bebé y el tamaño del útero. ¿Tienes cientos de preguntas y mil preocupaciones? Aprovecha la visita para tener todas las aclaraciones posibles. Tu bebé se está moviendo mucho estos días y a partir de esta semana el futuro papá y otros miembros de la familia también podrían empezar a sentirlo. Su presencia se hace así cada vez más concreta y real.

Cómo crece el niño

Ahora mide unos 28 centímetros, como un pomelo, y pesa unos 470 gramos.

Un toque de color

En la semana 23 de embarazo, tu bebé se parece ya a un recién nacido, aunque aún está muy delgado y rugoso, por la escasa acumulación de grasa subcutánea. 

En el interior de la piel está empezando a llegar la melanina, una sustancia de color que servirá para proteger la piel de las quemaduras solares. La cantidad de melanina producida depende de la genética y determina el color de la piel del bebé, así como el color de sus ojos y sus cabellos. 

La primera caca

Tu bebé sigue con los preparativos para la vida fuera del útero, continua bebiendo una gran cantidad de líquido amniótico y su sistema digestivo está lo suficientemente madura para poder absorber las sustancias nutritivas. 

En el intestino ha empezado a acumular meconio, una sustancia viscosa y verdosa que será la primera caca del bebé, que en la mayoría de las veces será eliminada durante las primeras 24 horas de vida: ¿estás preparada para el primer cambio de pañal?

Una alimentación saludable y variada

La placenta sigue aportando oxígeno y nutrición a tu pequeño y se encarga de eliminar las sustancias de desecho. Mientras tanto, el páncreas ha comenzado a producir insulina, la hormona que regula la cantidad de azúcar en la sangre. Por eso, trata de no excederte con los dulces, para no sobrecargar el metabolismo de tu bebé. Sigue una dieta saludable, varía los alimentos con frecuencia y come muchas frutas y verduras: recuerde que la educación del gusto comienza en el vientre de la madre.

Sabes que…

Aunque las células productoras de melanina han comenzado a activarse, tardarán algunos años en poder funcionar a plena capacidad. Por eso, en los primeros años de vida será importante proteger la piel de tu bebé (con ropa, gorros y protector solar) y evitar exponerlo directamente a la luz solar durante las horas más calurosas del día.

Para papá

A partir de esta semana, podrás empezar a sentir los movimientos de tu bebé. Prueba de acariciar la barriga de tu pareja y habla con el bebé: tu bebé reconocerá tu voz y le transmitirá una sensación de calma y tranquilidad.

Consejos para la semana 23 de embarazo

  • Si tienes problemas de encías o dolor en una o varias muelas, no dudes en pedir cita con tu dentista de confianza. La mayoría de los tratamientos dentales (incluida la anestesia local) se pueden realizar de manera segura durante el embarazo y el segundo trimestre es el mejor momento para someterse al tratamiento.
  • La gimnasia prenatal puede ser muy útil para prevenir el dolor de espalda: actividades como los estiramientos, el yoga, el pilates y especialmente la natación te ayudarán a fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la postura.
  • Para mejorar la respiración y contrarrestar la sensación de «falta de aire» provocada por el agrandamiento del útero, puedes probar el siguiente ejercicio.

Ejercicio de relajación

Estírate y cierra los ojos. Coloca tus manos sobre el estómago e inhala lentamente por la nariz. Centra la atención en el vientre, que se hincha como un globo cuando inhalas y se deshincha cuando exhalas, dejando salir lentamente el aire por la nariz. Repite una, dos, tres, cuatro veces.