Alimentación en el embarazo: ¿qué comer y qué no?

eating healthy food

En el embarazo una alimentación equilibrada es fundamental para cubrir las necesidades de nutrientes de la futura madre y garantizar un buen desarrollo del bebé.

Antes de ver los detalles en los alimentos que se pueden y no comer, durante el embarazo (especificados en la tabla) alguna información sobre porque es importante que tengan una alimentación sana y porque se deben evitar algunos alimentos.

Durante el embarazo, los cambios hormonales causan modificaciones también a nivel del sistema inmunitario que determinan una mayor susceptibilidad de la madre hacia el riesgo de infecciones. Entonces es necesario comer de manera sana y segura, garantizando el consumo de  nutrientes que no pueden faltar, y evitar a la vez los alimentos que podrían ser peligrosos para tu salud y la de tu bebé.

CARBOHIDRATOS (CEREALES, PASTA,…)

Cereales (en copos, arroz), pan y pasta, patatas son fuente de energía, fibras y vitaminas (B y E) y por lo tanto NO DEBEN FALTAR durante toda la gestación.

LECHE y DERIVADOS LÁCTEOS (QUESOS, YOGUR…)

La leche y sus derivados son muy importantes porque proporcionan calcio y proteínas. Como esta especificado en la tabla ,pero deben abstenerse de consumir quesos tiernos o semi-curados (queso azul, brie, camambert,…) debido a que podría contener la bacteria Listeria monocytogenes responsable de una infección llamada Listeriosis, que podría transmitirse al feto.

Igualmente deben evitar de consumir leche cruda directamente de la granja.

HUEVOS

Los huevos son una fuente de proteínas. Cuidado pero: deben consumirlos siempre cocidos (muy hechos) debido a que los huevos crudos podrían contener la bacteria Salmonella que produce la Salmonelosis, una infección gastrointestinal que puede determinar en una peligrosa pérdida de liquido y nutrientes en la futura madre.

Por eso evitar también de comer salsas a base de huevos crudos como por ejemplo mayonesa casera o tiramisú. Sin embargo no hay peligro en comer mayonesa industrial.

CARNE

La carne proporciona las proteínas. La carne cruda, poco hecha o los patés artesanos  podrían contener la bacteria Listeria monocytogenes responsable de la Listeriosis.

Las mujeres que tienen la analítica negativa por toxoplasmosis  son susceptibles a contraer la infección transmitida por el parásito Toxoplasma gondii, que se encuentra en la carne cruda (incluso algunos embutidos) o ahumada. Esta infección se podría transmitirla al feto.

PESCADO y MARISCO

El pescado es fundamental en la dieta de la futura madre ya que contiene proteínas, ácidos grasos esenciales omega 3, yodo, mientras que el contenido en grasas saturadas es bajo.

Sin embargo los peces y mariscos concentran en su cuerpo el mercurio contenido en las aguas donde viven. Debido a que la ingestión de altos niveles de mercurio por las mujeres embarazadas podrían causar problemas en el desarrollo del feto, la futura madre debería abstenerse de comer carne de peces de gran tamaño (que contienen los niveles más elevado de mercurio) como el atún, pez espada, tiburón, emperador. En el caso del atún en lata el proceso de elaboración reduciría el contenido de mercurio; sin embargo los expertos recomiendan no comer más de 4 latas de 50 gramos por semana.

Sardinas, merluza, trucha, salmón, tilapia que contienen menores niveles de mercurio, pueden comerse 2 veces por semana (correspondiente a un máximo de 240 gramos por semana).

Peces con un alto contenido en grasas podrían estar contaminados por la dioxina policrolobifenilos (PCB), acumulada en su tejido adiposo, entonces no deberían comerse más de 2 veces por semana.

 Evitar además mariscos crudos y ostras porque podrían contener la bacteria Salmonella campylobacter y el virus de la hepatitis A.

Cuidado también con el pescado ahumado, como salmón y atún, que podría contener la bacteria Listeria, aunque el riesgo de infección es bajo.

FRUTAS Y VERDURAS

Frutas y verduras son ricas en vitamina C, B1, acido fólico, todos nutrientes fundamentales para el crecimiento y desarrollo del feto.  Remarcar la importancia de consumir una adecuada cantidad de ácido fólico en el embarazo, como ya lo hemos hablado aquí.

De todas maneras, frutas y verduras pueden ser fuentes de infecciones, por lo tanto necesario tomar algunas precauciones antes de consumirlas. Primero deben ser lavadas muy bien antes de comerlas. Las cáscaras contienen muchos nutrientes, así que está bien comerlas, siempre que estén bien lavada.

Cuidado con las verduras envasadas y ya listas para el consumo que se encuentran a la venta: es necesario ¡volverlas a lavar antes de consumirlas!. Además frutas y verduras deben ser consumidas recién cortadas, así que mejor evitar comer ensaladas ya hechas que se encuentran en los bares.

Deben poner especial cuidado las mujeres con examen serológico negativo a la toxoplasmosis. Por que existe la posibilidad de contraer esta infección, es recomendable lavar frutas y verduras con detergentes que se encuentran en el comercio o con unas gotitas de lejía más agua y bien aclaradas. Además abstenerse del comer las cáscaras de las frutas.

Tabla de los alimentos SI y NO:

Leyenda:

 ABSTENERSE DEL CONSUMIR

 PUEDEN SER PELIGROSOS SI NO TOMADOS CORRECTAMENTE

ALIMENTOS SEGUROS

 Grupos de alimentos

Tipos

 

Consejos antes de consumir

Carbohidratos 

Repostería Ordinaria sin guarnición   Ok
Guarnecida con cremas o huevos crudos (tipo tiramisú)   ABSTENERSE, si no es posible, averiguar que estén hechas con huevos pasteurizados.
Cereales y Pasta Arroz, copos de cereales, pasta   Ok

Leche y derivados lácteos

Quesos Curados   Ok
Tiernos y semicurados (queso azul o con moho, brie, camembert)   NO
Mozzarella   Consumir recién abierta.
Quesos para untar (tipo philadelphia)   Consumir el envase recién abierto ABSTENERSE si ha estado abierto en la nevera más de dos días.
Mantequilla   Comprar envases pequeños, conservar en la nevera y consumir recién abierto.
Leche UHT, pasteurizada, microfiltrada   Consumir hasta dos días después de su apertura.
Cruda (comprada de granja)   NO
Yogur   Consumir hasta dos días después de su apertura.

Huevos

Cocidos bien hechos (tortillas, huevo frito, revuelto, duro…)  attenzione Lavar bien la cáscara antes de usarlos (con detergente no muy fuerte o 2 cucharillas de lejía en un vaso de agua) y lavarse las manos después de tocarlos.
Crudos o poco hechos (coque, tortilla poco hecha, huevo frito poco hecho,mayonesa casera, cremas con huevos no pasteurizados o crudos tipo tiramisú)  divieto NO

Carne

Carne cocida Carne de cerdo, de vacuno, de ovinos y caprinos (cordero…), de conejo, de caballo, de aves (pollo, pavo…), de caza (codorniz…)   Comer muy hecha, también en el interior y caliente.divietoNO al punto/poco hecha o fría.
Carne cruda Carne picada o tipo carpaccio   Mejor abstenerse de comer carne picada ya que al desmenuzar incrementa la superficie a contacto con los microbios.El carpaccio recién fileteado de pieza entera de carne es bastante seguro.NO para mujeres negativas al toxoplasma.
Carne En lata   Consumir tras la apertura y conservado pocos días en la nevera en envases cerrados (no lata).
  Ahumada   NO para mujeres negativas al toxoplasma.
Embutidos Curados (jamón serrano, salchichón, chorizo, salami)   Para mujeres negativas al toxoplasma EVITAR los poco curados.
Crudos (salchicha fresca) o artesanos   Comer con atención por la posible presencia de salmonella.NO para mujeres negativas al toxoplasma
Cocidos (jamón de York, mortadela, pechuga de Pavo).Salchichas de Frankfurt   Consumir inmediatamente tras la apertura del envase o la compra. Las salchichas de Frankfurt deben calentarse hasta emitir vapor.

Pescado y Marisco

Pescado Crudo   NO
  Ahumado   Consumir inmediatamente tras la apertura del envase.
  Cocido   Cocinado bien hecho y comerlo caliente.
  En lata   Consumir tras la apertura y conservado pocos días en la nevera en envases cerrados (no lata).
Marisco   Comer solo si esta bien cocinado.  divietoNO crudo o poco hecho, marinado, ceviche, boquerones en vinagre.

Frutas y Verduras

Fresca   Comer bien lavada. attenzioneCONSUMIR PELADA para mujeres negativas al toxoplasma
En lata o de bote   Consumir tras la apertura.
Congelada   Cocinar antes de consumir.
En envase ya cortada   Volver a lavar bien antes de consumir.
Ensaladas lista para comer de bar, restaurantes…   NO
Perejil ABSTENERSE de comer crudo en salsa o como especia.

Sobras de comida cocida

  Conservar en la nevera en envase cerrado y consumir hasta dos días y recalentado hasta emitir vapor.

Rellenos

Rellenos para pollo…   Mejor cocinarlos bien a parte.logo eyf (1)

CAFEÍNA Y ALCOHOL

En el embarazo se debería limitar el consumo de cafeína, habiendo algunos estudios demuestran que un consumo diario superior a 300 mg de cafeína está relacionada con un mayor riesgo de aborto o nacimiento prematuro.

Considerar que la cafeína está contenida en el café y en el té, pero también en otros alimentos como el chocolate y en bebidas como la cola o las bebidas energéticas.

Por ejemplo, 300 mg de cafeína están contenidos en:

  • 4 tazas de café soluble
  • 3 tazas de café de maquina
  • 6 tazas de té
  • 8 latas de cola
  • 4 latas de bebidas energéticas
  • 8 barritas de chocolate de 50 gramos

Para no perjudicar el desarrollo  del feto es recomendable NO TOMAR ALCOHOL en el embarazo.

Fuente: http://www.dors.it/prosa/all_pr/aa_4543.pdf 

Check Also

Próspero Año Nuevo 2015

¡Embarazo y fertilidad …para un Nuevo Año juntos! El inicio del nuevo año es siempre …

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 Avisar de nuevos comentarios

Añadir una imagen