Bebé

Tu bebé de 4 meses

El bebé de 4 meses crece visiblemente: a medida que pasan los días está cada vez más atento a todo lo que lo rodea. Le encanta expresarse a  través de sonrisas, risas, grititos y gorjeos, y cada vez que lo hace, los corazones de mamá y papá se derriten como la nieve al sol.

Cómo crece

A los cuatro meses, el peso del niño probablemente se haya duplicado en comparación con el que tenía al nacer.

Siempre consulta con tu pediatra si tienes dudas acerca de su crecimiento o de cuánto come.

Cuanto come

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida . En algunos casos, los pediatras sugieren la introducción de alimentos sólidos durante este período de su vida, pero el niño debe estar listo para ello. Tú y tu pediatra podréis decidir conjuntamente arrancar ese camino cuando sepáis que el bebé está listo.

Un bebé de 4 meses tiene un estómago más grande que el que tenía al nacer y, por lo tanto, esto le permite ingerir más leche en una toma, algo que puede alargar el tiempo entre comidas .

Los niños alimentados con leche de fórmula, antes de empezar a introducir alimentos sólidos, deben ingerir aproximadamente 157 gramos de leche por kilo de peso corporal al día.

Por ejemplo, si pesa 6,3 kg, debería tomar 6,3 x 157 = 990 gramos de leche al día (atención, estamos hablando de gramos y no de mililitros).

Si tu bebé se alimenta de tu pecho, deberá tomar 750-800 gramos de leche al día.

Cada niño puede necesitar un poco menos o un poco más de leche para satisfacer sus propias necesidades nutricionales.

No nos gusta hablar sobre pesos de las comidas porque siempre aconsejamos no pesar al bebé antes y después de las comidas. Además, aunque lo hiciéramos, es difícil proponer una regla fija y válida para todos. Como siempre, la «normalidad» no tiene que condicionar a ningún bebé, con el tiempo y la práctica iremos conociendo SU norma y verificaremos que está bien mediante la evolución de su crecimiento.

En cualquier caso, es importante saber que un lactante de 4 meses aún puede necesitar de 6 a 8 tomas al día, si es alimentado con lactancia materna exclusiva.

La ingesta media de leche de fórmula para niños de cero a seis meses es de 750 ml al día, lo que corresponde más o menos a una ingesta diaria de 500 Kcal.

En cualquier caso, siempre será importante saber interpretar los signos de hambre del bebé, algo que las madres seguramente han aprendido a hacer durante los primeros 4 meses de vida del niño, sobretodo cuando han decidido realizar la lactancia a demanda.

¿Cuánto está durmiendo?

Un bebé de 4 meses puede  dormir entre 7 y 8 horas seguidas.

Sumando todos los ratos de descanso diario, un recién nacido de 4 meses debe estar descansando de 14 a 16 horas al día .

Lo que puede hacer

El bebé de 4 meses es ya cada vez más capaz de usar sus pequeñas manos que trabajan juntas para agarrar cualquier cosa que esté a su alcance. Pueden ser juguetes, el pelo de la madre, mantas, baberos … o cualquier cosa de colores y brillante que vea cerca suyo.

Ten cuidado con los collares y pendientes que uses  porque los recién nacidos parecen tener un radar específico para joyas y tienen un agarre muy fuerte. Si consigue aferrarse a uno de tus pendientes, ¡podría ser una experiencia muy dolorosa!

Los niños tienden a llevarse todo aquello que tengan en las manos directamente a la boca. De esta manera, saboreando la consistencia, exploran todo lo que les rodea.

Por lo tanto, presta atención a los objetos que queden al alcance de tu bebé porque el riesgo de asfixia siempre está al acecho.

Un bebé de esta edad suele tener un buen control sobre su cuello y cabeza cuando está sentado en una posición apoyada (entre cojines o en brazos).

Cuando están boca abajo, sostienen bien la cabeza en alto y, si están boca arriba, es posible que ya hayan aprendido a rodar para ponerse boca abajo.

Niño de 4 meses

Los sentidos

Durante los primeros tres meses, los niños luchan para distinguir los contrastes de color, por lo que el bebé prefiere los colores brillantes y los objetos en blanco y negro . Ahora, a los cuatro meses, logran enfocar hasta unos 40 cm de distancia . Es por ello que el bebé se interesa por los objetos que están en ese radio de distancia.

En este período, los recién nacidos adquieren visión binocular, que es la capacidad de identificar la distancia que les separa de un objeto.

También logran ver los más pequeños contrastes de color, como puede ser un botón rojo en una camisa roja.

Los ojos del niño deben moverse al mismo tiempo para poder seguir objetos y/o personas que se muevan por la habitación. Si notas algún problema con la vista o por estrabismo, habla con tu pediatra.

Los ojos del niño están empezando a cambiar de color. Unos ojos claros pueden sufrir varios cambios de coloración antes de alcanzar su tono definitivo, en aproximadamente seis meses.

Como se comunica

A los cuatro meses, un bebé comienza a tomar consciencia de sí mismo y también a darse cuenta de que las personas que lo rodean responden a sus acciones.

Entiende que si llora, alguien acude. Si arroja algo al suelo, alguien lo recoge. Probablemente ya lo hayas notado o pronto te darás cuenta de que tu niño lanza repetidamente un objeto al suelo haciendo que lo recojas una y otra vez. Para él es un juego divertido cercano a la magia!

Comienzan a convertirse en grandes comunicadores:  se expresan a través de una serie de sonidos y gorjeos, y utilizan sus caras para expresar una amplia gama de emociones: desde una sonrisa radiante y feliz hasta una cara triste o enfadada, pasando por una boca bien abierta de sorpresa.

El bebé también está empezando a aprender a leer las emociones de la voz de mamá y papá y sus expresiones faciales.

Consejos

Dale al niño objetos seguros para explorar, como puede ser un paño o cualquier juguete adecuado para su edad.

Dedícale un tiempo cada día para leerle un cuento o cantarle una canción.

Incluso si el niño aún no ha aprendido a rodar sobre sí mismo o a gatear, va siendo hora de asegurar la casa . Evitemos riesgos innecesarios!


Comentarios