Bebé

Tu bebé de siete meses

Tu pequeño de 7 meses se está volviendo cada vez más independiente y comienza a mostrar su personalidad. Lo verás preferir un juguete en particular, gatear para alcanzarlo … ¡está aprendiendo a influir en el entorno apreciando su impacto, y se lo pasa genial haciéndolo!

¿Listo para acompañarlo en lo que serán unos meses agitados…? ¡Podrás considerarlo tu dosis diaria de ejercicio!

Lo que puede hacer

A esta edad, tu bebé quiere explorar el mundo de su alrededor y por fin tiene los medios para hacerlo. Se estira, rueda, a veces logra arrastrarse, y combina todos sus movimientos para alcanzar su meta. Puedes estimular su movimiento poniendo juegos fuera de tu alcance para estimularle a que vaya en su búsqueda y lo alcance.

Niño de 7 meses

Pero asegúrate de que todo ocurre en un ambiente seguro, eliminando objetos punzantes o afilados, o simplemente pequeños, que podrían provocarle asfixia, de tragarlos.

En este período  el niño ya sabe sentarse sin ayuda, puede sostener una taza o un biberón, come sin problemas de una cucharita: todas son conquistas que lo enorgullecen.

Un niño de 7 meses debe tener suficiente fuerza en las piernas para mantenerse erguido si se le apoya y se le sostiene sobre sus piernitas.

Dentición

Entre el quinto y el séptimo mes deberías ver asomar los primeros dientes. Te darás cuenta de que tu hijo ha empezado la porque comenzará a babear y probablemente se sentirá molesto más intensamente de lo habitual.

Hay diferentes maneras de aliviar esta molestia, desde preparados naturales hasta juguetes hechos específicamente para ser mordidos o incluso una zanahoria sacada de la nevera para aliviarle con frío. No le administres medicamentos sin consultar con su pediatra.

Una vez que han salido los dientes, deben limpiarse diariamente con un cepillo de dientes suave y un puntito de pasta de dientes adecuado para niños de su edad.

Probablemente aparecerán primero los dos incisivos centrales, primero los inferiores y luego los superiores. Para los incisivos laterales deberás esperar otros 3-4 meses aún. No te preocupes si no aparece un diente a los 7 meses. La dentición varía de niño a niño. Algunos no se estrenan hasta el año aproximadamente!

Que come

Con siente meses es muy probable que hayas empezado a destetarle.

Cada vez que introduzcas un nuevo alimento, espera un par de días antes de intentarlo con cualquier otra novedad y así darte tiempo a evaluar si aparecen síntomas de alergia, como diarrea, vómitos o erupciones cutáneas.

No pierdas la oportunidad de informarte sobre las maniobras a llevar a cabo en caso de asfixia .

Como se comunica

A los siete meses, el niño comienza a comprender el significado del lenguaje. Entiende cuándo se le dice «no», aunque no siempre obedece… También debería darse la vuelta cuando le llamas por su nombre.

A los 7 meses el bebé es un experto en comunicación no verbal. Son expertos actores para dibujar una variedad de expresiones cómicas con su carita: te conquistan con grandes sonrisas, fruncen el ceño, hacen pucheros…

Perciben nuestro estado de ánimo simplemente interpretando nuestras expresiones. Así que tendrás que ser muy buena actriz si quieres esconder tu tristeza o enfado, ¡se dan cuenta de inmediato!

En cuanto a la comunicación verbal, el bebé seguirá aprendiendo diferentes sonidos y probando a combinar vocales y consonantes.

Memoria

A los 7 meses la memoria se ha desarrollado significativamente y el niño adquiere el concepto de permanencia del objeto: hasta hace pocos meses, cuando un objeto se escondía o jugaba a «cucú-tras«, el niño  pensaba que la cosa, o la persona, se habían ido, desaparecido. Ahora se da cuenta de que las personas y objetos siguen aquí, incluso quedando ocultos.

Esto significa que si la madre sale por trabajo o para hacer recados, siempre está presente en los pensamientos del niño.

Por eso, a los 7 meses, el bebé puede mostrar ansiedad de separación llorando y aferrándose a ti cada vez que intentas dejarlo con sus abuelos, una niñera o en la guardería.

Esta ansiedad puede durar hasta los 2 años del niño .

Para manejar este problema, trata de planificar tus salidas cuando el niño acaba de dormir o de comer pues seguramente será cuando esté menos irritable.

Despídete con suavidad pero rapidez y pídele a quien vaya a quedarse con él que lo distraiga con un juego o un libro hasta que te hayas ido.

¡No te sientas culpable! A todas las madres se nos parte el corazón al ver llorar a nuestro bebé cuando lo dejamos en la guardería. Probablemente el bebé dejará de llorar unos minutos después de que te hayas ido, aunque tú te llevarás grabada la imagen de tu pequeño desesperado… Piensa en tu vuelta y en su sonrisa preciosa al recibirte. No hay mejor imagen de la felicidad completa!


Comentarios