Bebé

Tu bebé de seis meses

Lo que puede hacer

Tu hijo seguramente ya sabe sentarse solo . Sabe cómo rodar sobre sí mismo y puede comenzar a gatear cuando están boca abajo, o por lo menos intentará levantarse sobre las manos y las rodillas en la posición clásica de gatear. Seguramente ya no se arrastra sino que empuja hacia adelante y hacia atrás. Es una especie de preparación para lo que serán sus futuros desplazamientos exploratorios.

 Niño de 6 meses

Dormir

A esta edad, los niños deben dormir de seis a ocho horas seguidas. Pero hay muchos niños que tienen dificultades para conciliar el sueño; ayúdale a adquirir una rutina agradable cada día, para que poco a poco vaya venciendo estas dificultades desde la calma.Ahora que el niño puede rodar de forma autónoma, no te asustes si lo pones a dormir boca arriba y lo encuentras boca abajo.El riesgo de SMSL a los seis meses es mucho menor que en los primeros meses de vida. Recuerda sin embargo, mantener los peluches, cojines, protectores y otros objetos blandos fuera de la cuna.

Los sentidos

Los ojos del niño probablemente han cambiado el color que tenían al nacer. Los ojos claros pueden haber pasado por varias tonalidades antes de asentarse en el color definitivo, que se alcanza más o menos a esta edad. Si el niño todavía tiene los ojos azules a los 6 meses, probablemente mantendrá este color para el resto de su vida.

Que come

Es hora de introducir alimentos sólidos si el niño está listo.

Busca consejo si quieres iniciar el destete, o bien permite que tu pecho se vaya adaptando a las diferentes necesidades de tu hijo, a medida que va ingiriendo más alimento sólido.

No pierdas la oportunidad de informarte sobre las maniobras a llevar a cabo en caso de asfixia .

Como se comunican

A los 6 meses deben poder sonreír, reír y pronunciar las sílabas clásicas “ma-ma”, “ba-ba”, “ta-ta”, “da-da”. Para ayudarles a aprender a hablar, ¡léeles mucho a tus hijos!

Los niños empiezan a reconocer las personas y las cosas que los rodean. Comienzan a sentirse cómodos con su familia (mamá, papá, abuelos… ) y con algunos de sus juguetes favoritos. En cambio, podrían manifestar emociones de miedo en presencia de extraños, o en situaciones nuevas.

¿El niño grita o llora cuando sales de la habitación? Puede estar sintiendo lo que se llama ansiedad de separación. La mejor manera de calmar al bebé es tranquilizarle con respecto a tu presencia: ir y volver de la habitación repitiendo este patrón en intervalos progresivamente más largos ayudará al niño a darse cuenta de que mamá siempre regresa y que todo está bien.

¿Estás pensando en volver al trabajo?

Al comienzo del destete, muchas madres optan por regresar al trabajo haya o no concluído el permiso parental.

Si tienes padres que pueden cuidar de tu hijo, tienes suerte, ¡los abuelos son un apoyo muy importante y los mejores transmisores de tus valores en tu ausencia! De lo contrario tienes que buscar una niñera o una guardería. Infórmate reuniendo experiencias de otras madres amigas, familiares, vecinas y no dudes en visitar el centro y conversar con los docentes. Lo principal es que tus requisitos de seguridad y bienestar se vean cubiertos por el centro que elijas.


Comentarios