Fertilidad

Pérdidas marrones o color sangre entre un período y otro: ¿qué significan?

Las pérdidas antes del ciclo se llaman spotting y son pequeñas pérdidas de color marrón, rosa o rojo, llamadas pérdidas  intermenstruales. En función de su abundancia, frecuencia y circunstancia podrán o no revestir importancia. Intentamos explicarlo.

Manchado antes de la menstruación

Las pérdidas leves de sangre antes de la menstruación (marrones, rosadas o rojas en función de su oxidación pero sin mayor implicación) pueden considerarse normales si se dan al menos 10 días después de la ovulación (tras 10 días consecutivos de aumento de la temperatura corporal) sin ninguna otra pérdida en este plazo. De lo contrario, pueden indicar que el cuerpo lúteo está retrocediendo demasiado pronto.

Estas pérdidas no deben considerarse como pertenecientes al siguiente ciclo menstrual . El primer día de la menstruación es siempre el primero del verdadero flujo.

En cualquier caso, si las pérdidas leves duran varios días, siempre es bueno consultar con el médico, ya que podría deberse, por ejemplo, a problemas de tiroides, endometriosis, pólipos uterinos, fibromas, etc.

Para aquellos que están buscando un embarazo, el manchado podría indicar una insuficiencia en la fase lútea que podría impedir la implantación del embrión y, por lo tanto, la continuación del embarazo.

En este último caso, los remedios más comunes para apoyar la fase lútea son:

  • Progesterona vaginal en forma de óvulos, u oralmente, en dosis y tiempos indicados por un médico.
  • inyecciones de HCG que actúan imitando la LH y estimulando al ovario para que produzca más estrógeno y progesterona
  • Uso de clomifeno como estimulante de la ovulacióny de la liberación de hormonas vinvulada a este proceso

Ligeras o abundantes pérdidas de sangre en lugar de la menstruación habitual.

La pérdidaligera, o por contra excesiva, de sangre puede ser un síntoma de un ciclo anovulatorio, es decir un ciclo en que el ovario no libera un óvulo .

Aquellas mujeres que miden su temperatura basal y tienen un conocimiento profundo del método de Billings alcanzan a distinguir un ciclo ovulatorio de un ciclo anovulatorio.

Por contra, si  no se usan estos métodos, a menos que se sometan a una ecografía frecuente, es imposible  distinguir la pérdida de sangre de la menstruación real.

Una verdadera menstruación sucede de 11 a 16 días después de una ovulación. Si no hubiera ovulación, no debería llamarse menstruación, sino pérdidas de sangre.

Siempre es bueno comentar con el médico cuando…

  • tienes una pérdida de sangre muy importante
  • se observan más días de manchado premenstrual y postmenstrual.
  • se dan pocas pérdidas en cada ciclo menstrual, pudiéndose relacionar con un grosor endometrial insuficiente.

Pérdidas de sangre intermenstruales

Una mujer que conoce bien su ciclo menstrual no debería preocuparse si detecta alguna pérdida de sangre esporádica un día antes de su período o el día de la ovulación.

Pero si ocurren pérdidas de sangre inexplicables recurrentemente, es bueno hacerse una revisión ginecológica.

Si estás buscando un embarazo, las pérdidas pueden darse de 5 a 10 días después de la concepción. Se llaman pérdidas de implantación o implante .

Si sigues tus cambios de temperatura basal en las gráficas de referencia, estas pérdidas coinciden con un aumento o caída repentina de la temperatura.

En caso de embarazo, la temperatura se mantiene elevada y, después de 18 días consecutivos de aumento de temperatura (desde la ovulación), se puede realizar una prueba con casi la certeza de que el embarazo está en curso.

Manchado durante el ciclo menstrual

Alrededor del 10% de las mujeres aprecian ocasionalmente uno o dos días de mucosidad teñida de sangre alrededor del momento de ovular.

Generalmente es causado por la caída de estrógeno post aumento previo, y que anticipa la ovulación.

Por lo general, no es una hemorragia preocupante. De hecho, es un indicador secundario de la ovulación  que puede ayudar a orientar mejor las relaciones.

Es un suceso bastante común en mujeres que tienen ciclos largos.

La medición de la temperatura basal ayuda a comprender si este sangrado está relacionado o no con la ovulación: si ocurre uno o dos días antes de que aumente la temperatura, entonces está relacionado con la ovulación, en caso de no ser así y repetirse habitualmente, será recomendable comentar con el médico.

Manchado continuo desde la semana siguiente a la ovulación.

Si nota un manchado contínuo aproximadamente una semana después de la ovulación y la temperatura corporal basal permanece alta, puede ser un signo de embarazo.

Para verificarlo puedes esperar un mínimo de dos semanas desde la ovulación y realizar una prueba de embarazo (de las muy sensibles), o bien hacerte un análisis  de HCGbeta a partir del 11avo día después de la ovulación.

 


Comentarios