Embarazo

Ejercicios del suelo pélvico para el parto y el post parto

El suelo pélvico es un conjunto de músculos (que casi siempre desconocemos) de importancia fundamental para el parto y para el posparto, y que debe ejercitarse adecuadamente.

Para ubicarlo de una manera muy simplista, el suelo pélvico está “entre las piernas”. El perineo es el músculo que sostiene, recibe y contiene el recto, el ano y la pared posterior de la vagina.

La mujer que cuida su perineo mejora no solo sus partos sino también su sexualidad y postura.

Estructura del perineo

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y cada músculo tiene una tarea diferente.

Los músculos están dispuestos en tres capas, que fluyen una sobre la otra.

  • La primera capa es la capa externa que contiene el ano y la vagina.
  • La capa muscular central sostiene la uretra, la vejiga y la pared vaginal anterior.
  • La capa profunda sostiene el recto, el ano y la pared posterior de la vagina.

El perineo está muy relacionado con la respiración. Es el lugar vinculado a las funciones vitales de una mujer: sexualidad, reproducción, evacuación y respiración.

Conocer esta parte del cuerpo es esencial para todas las mujeres.

Hacer ejercicio y masajear el perineo facilita el parto, previene lesiones, ayuda en el postparto, y en la menopausia previene un posible prolapso uterino.

Ejercicios para el suelo pélvico

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel son técnicas muy específicas para el suelo pélvico, introducidas por el Dr. Kegel para ayudar en la recuperación de la incontinencia urinaria (molestia que puede aparecer después del parto).

Ejercicio del ascensor

Un ejercicio de visualización muy simple que se puede hacer a diario es el ascensor: imagina que tu vagina es un ascensor que comienza en la planta baja y que quiere subir al tercer piso. Levanta el elevador lentamente, contrayendo el músculo perineal más y más.

Aumenta la presión cada vez que subes las escaleras. Recuerda respirar. Aspira aire por la nariz y expira por la boca. Ten cuidado de no levantar los hombros cuando subas las escaleras y no aprietes las nalgas. Y ahora regresa a la planta baja, empuja el perineo hacia abajo y comienza de nuevo.

Otros ejercicios

Propongo algunos ejercicios alternativos simples para el suelo pélvico que puedes realizar diariamente durante y después  del embarazo.

  • Imagina masticar una cereza con el perineo, y luego escupir la semilla, sentir los músculos que se mueven como si masticaran las partes blandas del fruto
  • Imagina “poner un huevo”
  • Exprimir una esponja húmeda al contraer los músculos del perineo con fuerza
  • Escribir tu nombre en cursiva
  • Y finalmente concluir con una sonrisa del perineo

Masaje del perineo

En cuanto al masaje perineal, se debe usar un aceite natural (de oliva o brotes de trigo).

  1. Coloca una pierna en el borde de la bañera. Humedece tus dedos con aceite, inserta dos dedos en la vagina y masajea en U durante 5-10 minutos.
  2. Usa tu pulgar en los labios mayores y también en los menores, haciendo movimientos circulares para aumentar la circulación. Continúa con el masaje hasta que el aceite se haya absorbido. Tan pronto como el aceite haya sido absorbido por la piel, el índice y el medio de ambas manos deben insertarse dentro de la vagina y hacer un movimiento de apertura, presión, hacia la derecha y la izquierda.

Este masaje también puede hacerse en una mujer que haya sufrido una episiotomía previa.

El masaje no tiene que ser doloroso, en caso de serlo, significaría que no estás suficientemente relajada.

El embarazo

El embarazo es un período de estrés para el perineo de la mujer ya este grupo muscular está sobrecargado por el peso del vientre que contiene el feto, el líquido amniótico y la placenta.

Un perineo bien tonificado es un perineo que retoma su tonicidad más fácilmente una vez que se ha dado a luz.

Siguiendo el consejo de la comadrona Ostetrica Sara Notarantonio

Fuentes:“L’ostetrica di Myles” y “Ginecologia e Ostetricia_G.Pescetto e altri

 


Comentarios