Embarazo

Teoría del Nub, cómo determinar el sexo del niño desde el principio

Saber cuanto antes el sexo del bebé que se espera es el deseo de muchas futuras madres y padres.

Tradiciones, juegos y creencias

Hay muchos rumores y creencias al respecto, desde el calendario lunar de la concepción hasta el calendario chino, pasando por la forma del vientre, sin olvidar todo tipo de juegos.

Como el juego de colgar un anillo de boda sobre el vientre del bebé con una cuerda, y por la forma en que se balancea intentar adivinar el sexo del bebé. Por ejemplo, si se mueve en círculo sería un niño, si se balancea hacia los lados sería una niña.

Otras predicciones incluyen el estado de su piel y su cabello, su estado de ánimo, si tiene o no náuseas matutinas, el color de su orina, la edad exacta en la que concibió o incluso la posición en la que se quedó embarazada.

Todas estas son conjeturas que no tienen ninguna base pero que muchas mujeres disfrutan haciendo. ¿Por qué no habríamos de hacerlo?

Ultrasonidos y Teoría del Nub

Sólo la llegada de las ecografías ha permitido conocer el sexo exacto del bebé, y hasta hace poco había que esperar al menos 20 semanas de embarazo para obtener una respuesta definitiva, si no más.

Sin embargo, hoy en día, gracias a la Teoría del Nub, es posible saber el sexo del bebé con una buena aproximación en torno a las 12 semanas de embarazo.

Si su ecografista le dice que esto no es posible… entonces no conoce esta nueva teoría. Según este método, una ecografía a las 12 semanas tiene un 75% de posibilidades de determinar correctamente el sexo del bebé, mientras que a las 13 semanas se acerca aún más al 95%.

Hemos preguntado al ginecólogo Dr. Tinelli, acreditado por la Fundación de Medicina Fetal (FMF, Italia), qué opina.

Esta es su opinión:

El reconocimiento del sexo del feto por ecografía es posible a partir de las 16 semanas mediante la visualización directa de los genitales externos.
Para emitir una opinión sobre el sexo del feto antes de las 16 semanas, el examinador debe tener experiencia y conocer la probabilidad de error del método utilizado.
Los genitales externos de ambos fetos son similares hasta la 9ª semana de desarrollo. Los caracteres sexuales distintivos comienzan a aparecer a las 11 semanas, pero se diferencian completamente a las 14 semanas.
El diagnóstico ecográfico del sexo del feto a las 11-14 semanas de gestación ha despertado mucho interés, aunque existen muchos aspectos controvertidos.
El tubérculo genital se evalúa en el plano sagital medio del feto para medir el LCR.
Se propone el estudio de dos ángulos: el ángulo lumbosacro y el ángulo cutáneo.

  • Según el ángulo lumbosacro, el feto es masculino cuando el ángulo formado es mayor o igual a 30° y femenino cuando el ángulo es menor a 30°.
  • Según el ángulo de la piel, el feto es masculino cuando el ángulo formado es mayor o igual a 40° y femenino cuando es inferior a 40°.

Tenemos que estar atentos a la posibilidad de encontrarnos con anomalías de los genitales externos, por ejemplo genitales ambiguos, que son difíciles de diagnosticar.»

A continuación, dos imágenes explicativas:

Esta es una ecografía de una niña a las 12 semanas de gestación:

Teoria del Nub

y esta es una foto de un  con 12 semanas de gestación:

niño a las 12 semanas de embarazo

Como puedes ver, en la niña la protuberancia es prácticamente horizontal mientras que en el chico forma un pequeño ángulo.

¿Tiene alguna experiencia en ecografías en estas semanas y, por tanto, confirmación para informar al respecto?