Los síntomas que indican que estás de parto



Embarazo Y Fertilidad?

Una de las preguntas más frecuentes de las mujeres embarazadas es “¿Cómo me daré cuenta de que estoy esté para dar a luz?”.
3486251_s

Durante las últimas semanas de embarazo podrás sentir algunas molestias que podrían confundirse con síntomas de parto inminente. Estas molestias se deben  a que tu cuerpo y el bebé se van preparando para el parto a partir de algunas semanas antes del gran día.

De todas formas hay 3 señales que indican que el trabajo de parto está para empezar:

  1. Pérdida del tapón mucoso
  2. Romper aguas
  3. Contracciones rítmicas e intensas

Entre todas la rotura de aguas y las contracciones regulares e intensas indican sin duda alguna el comienzo del trabajo de parto.

En las semanas previas al parto podrías experimentar algunos síntomas que se definen como “falso parto”. Es importante saber cuáles son estas señales que podrían confundirse con el “verdadero parto”, para que te mantengas serena esperando sin estrés el nacimiento de tu hijo.

Algunas de los síntomas de “falso parto” son:

  • Encajamiento (descenso) del bebé
  • Disminución progresiva de los movimientos del niño
  • Contracciones breves e irregulares (Contracciones de Braxton Hicks)
  • Dilatación del cuello del útero

A la página ¿Estaré de parto? los síntomas que pueden confundir encontraras una descripción extendida de las señales del falso parto.

Vamos a ver ahora qué significan y porque se producen los 3 síntomas más importante de parto “verdadero”:

1. PÉRDIDA DEL TAPÓN MUCOSO

Durante el embarazo en el cuello del útero se forma un tapón de flujo mucoso espeso que sirve para aislar al feto del exterior, protegiendo al feto contra las infecciones exteriores. Antes del parto expulsaras este tapón. Puedes expulsar todo el tapón de una sola vez o tener pérdidas de moco denso y gelatinoso durante unos días. El flujo mucoso puede estar mezclado con sangre debido a la rotura de capilares del cuello uterino donde el tapón estaba adherido. La pérdida del tapón ocurre porque el cuello del útero empieza a modificarse y dilatarse. Podrías perder el tapón unas horas o incluso unos días antes del parto. Por eso la expulsión del tapón indica que el comienzo del trabajo de parto está cerca sólo si se presenta conjuntamente a otros síntomas (como contracciones dolorosas y frecuentes).

2. ROMPER AGUAS

Durante el embarazo el bebé está rodeado por el líquido amniótico. Las roturas de las membranas que contienen el líquido amniótico (el saco amniótico) provoca la expulsión  del líquido contenido por la vagina. Esto es lo que se llama rotura de aguas. El líquido puede salir de manera incontrolable o poco a poco (notaras de pronto que estás mojada). La rotura de la bolsa se produce generalmente durante el trabajo de parto por efecto de las contracciones y es una señal que estás para dar a luz. En algunos casos pero la rotura de aguas no está asociada a contracciones. En esto caso tienes que ir a urgencia porque la rotura de aguas puede exponer tu bebé a infecciones al perder la protección “aislante” del saco amniótico. En otros casos, si el parto no se produce espontáneamente y tiene que ser inducido, es necesario provocar la rotura de aguas practicando un agujero en la bolsa que contiene el líquido amniótico.

3. CONTRACCIONES RITMICAS E INTESAS

Las contracciones durante el parto sirven para dilatar el cuello del útero y empujar el bebé a través del canal de parto hacia el exterior. Unas semanas antes del parto pueden aparecer contracciones (las contracciones de Braxton Hicks) porque tu cuerpo empieza a prepararse a dar a luz. Estas contracciones “falsas” son irregulares, generalmente poco dolorosas y desaparecen al cabo de unas horas. De contra las contracciones de parto son regulares, dolorosas y rítmicas. Su intensidad aumenta y se hacen progresivamente más dolorosas y más cerca la una de la otra. Tienes que ir a la clínica cuando hayas tenido contracciones regulares durante una hora y las sientas aproximadamente cada 5 minutos.

Estas son las señales de parto más comunes. Recuerda pero que cada parto es único de manera que si algo te preocupas o en caso de graves molestias es mejor consultar a tu obstetra o al médico.  A parte de conocer los síntomas más frecuentes para que tú y tu pareja lleguéis preparados al parto es además oportuno participar a los cursos de preparación al parto. Llegar informados es la mejor manera para vivir con serenidad el nacimiento de vuestro hijo. Además un padre preparado puede ayudar y acompañar a la futura mamá en esta experiencia extraordinaria.

¿Quieres compartir la tu historia de parto con las otras mamás de Embarazo y Fertilidad? Clica aquí para saber cómo hacerlo.


Embarazo Y Fertilidad?

Check Also

Manchas rojas y picazón durante el embarazo: podrías tratarse de PUPPP

Embarazo Y Fertilidad? Si durante el embarazo notas erupciones cutáneas en la barriga podría tratarse …

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 Avisar de nuevos comentarios

Añadir una imagen